Hola! Soy Wendy,

Soy una exploradora de lo Sagrado en la vida cotidiana.

Soy también licenciada en ciencias de la comunicación, terapeuta transpersonal, ilustradora espiritual y meditadora. 

Nací en México pero actualmente vivo en Glasgow, Escocia, con mi esposo e hija.

Mi viaje espiritual comenzó cuando tenía 6 años y fui consciente de que existía la "Muerte". No recuerdo exactamente lo que pasó, lo único que recuerdo es que un día me di cuenta de que mis padres, las dos personas que más amaba en ese momento, morirían -si la naturaleza seguía su curso "natural" - y yo me quedaría sola en este mundo. Esa comprensión me asustó tanto, me golpeó tan duro que impulsó el inicio de mi búsqueda. Lo que más quería era encontrar algo eterno, algo que estuviera conmigo para siempre, que hubiera existido antes, durante y después de mí. A esa edad, mi fuente de sabiduría eran los adultos, aparentemente sabían todo, así que empecé a hacerles la pregunta: ¿Qué puede durar para siempre? La respuesta unánime fue "Dios". Había oído hablar de El, por supuesto, pero nunca tuve el interés de prestarle atención (mis padres decidieron darme una educación secular), así que cuando escuché la misma respuesta en cada persona a la que le hacía mi pregunta supe que necesitaba encontrarlo, pero no a través de la fe o porque alguien más me lo dijera, sino porque Su existencia era innegable.

Buscando a Dios, leí cientos de libros, asistí a docenas de talleres y conferencias, viajé por el mundo, tuve conversaciones maravillosas ... pero también lloré como un bebé con angustia existencial. Un día descubrí que estaba buscando en el lugar equivocado pues estaba buscando fuera de mí, en el mundo, tratando de encontrar algo o a alguien, cuando en realidad Dios al ser infinito y eterno necesitaba ser y estar en todo incluyéndome a Mí. Así que empecé a buscarme a mi misma, a buscar mi verdadero Ser más allá de mi identidad humana. Este viaje hacia mi misma es el viaje más importante de mi vida.

El descubrimiento de mi verdadero Ser, vivir la espiritualidad en mi vida cotidiana y compartir es mi inspiración y propósito. Vivo una vida normal, hago cosas regulares y "mundanas". Me encanta ser esposa, mamá, hija, amiga, prima, consejera, ilustradora, cocinera, buscadora espiritual y mujer. Hago preguntas, busco respuestas, amo, lloro, me quejo, tengo dudas, siento miedo, trato cosas nuevas, leo, pienso, dibujo, escribo y medito ... Soy.

Mi mayor deseo es que este "espacio digital" sea como un santuario, no sólo para mí sino para otros también. Un espacio donde caminemos juntos en esta gran aventura consciente de regreso a Casa.